2 Junio 2009

Multinacionales y otras empresas

Archivado en: Diseño de la casaaccesible — admin @ 1:54

Kaixo:

La reflexión de hoy tiene calado. Me ha surgido a través de los muebles de cocina. LA empresa Zuek, ha lanzado una gama de cocinas adaptadas, con un diseño económico y efectivo.

Sin embargo, yo pertenezco a la generación IKEA y similares. Le estoy dandovueltas y vueltas que hacer. Frente a un concepto IKEA o similares tomo en consideración un proyecto de empresa pequeña-mediana que se vuelca por sacar un nuevo producto. Todavía no tengo la comparación ni técnica ni de presupuesto.

¿Que os parece? ¿Que modelo empresarial os gusta? ¿Cual ofrece mejor producto? ¿Y mejor sociedad?

Os paso el texto que me ha escrito Jon de ZUek, atentos al último link:

“Kaixo Jabi,

Llevo un par de días reflexionando sobre las preguntas que me transmitiste/sugerencias que me realizaste en vuestro piso piloto. Aprecio tus reflexiones y te contesto con las mías, con una visión desde el interior del sector, que al final tampoco se diferencia tanto de muchos otros. Como ves la respuesta va larga, para cuando tengas un rato.

• En cuanto a la durabilidad de la cocina:
Aunque el diseño deba ser lo más ergonómico posible para evitarlo, en el caso de la discapacidad, no me quedan muchas dudas de que el mobiliario se someterá a más “estrés”.
o Agua: Me viene a la cabeza lo que comentaba nos comentaba SANDRA tras la charla de ADEMGI. Ella se mojaba casi mas allá de los codos al fregar. No es lo mismo fregar de pie que sentado. Muy posiblemente haya mucha más agua en el entorno de la fregadera (encimeras, puertas,…)
o Calor: Conjuntamente con la humedad, el calor es la principal fuente de deterioro de la cocina. Esto ya sin ser específico a ese “estrés” extra que pueda soportar una cocina de un discapacitado, puede provocar despegados de cantos en puertas (nosotros por ello, utilizamos colas con base de poliuretano)
o Encimera:Durante el montaje se sellan todas posibles vías por las que se pueda filtrar el agua, pero con el tiempo estos sellados pierden efectividad y puede terminar absorbiendo agua. Por ello recomendamos que sean de piedra natural (granito) o sintética (silestone, compac,…). Igualmente, estas superficies resisten el calor (arrastrar una olla de la placa a la fregadera), cuando las de aglomerado con superficie de “formica”, no. Las superficies de madera sin tratar no son higiénicas (bacterias) y para tratarlas es casi imposible dar con un tratamiento que le de tal resistencia a la abrasión, calor,…
o Pesos (estos elementos suelen estar pensados para unos pesos, no para el peso de usuario).

  1. Cajones: Una persona sin discapacidad rara vez se apoyara en un cajón o en el frente de cajón para volverse a erguir. Una persona con discapacidad lo hará muy posiblemente. Me acuerdo por ejemplo que Sandra comentaba, que muchos prácticamente no puede hacer uso de los abdominales para estos movimientos.
  2. Bisagras:Ídem. Si no llegas con facilidad a un tirador, puede que te cuelgues ligeramente de la puerta.

Jugamos por encima de las especificaciones del producto (el fabricante no piensa que alguien pueda colgarse de las puertas o apoyarse en un cajón). Por ello es importante no ir al límite en ello. Y bajar precios y costes lo implicaría.

Ya en su conjunto e incluyendo ya factores estéticos, nosotros debemos garantizar que siempre que se le dé un buen uso a la cocina, la cocina tiene una garantía de 5 AÑOS y nuestro producto esta certificado por AENOR, lo que nos obliga a garantizar que respetando su uso correcto, no puede sufrir deterioros ni funcionales (roturas en cajones, bisagras,…) ni estéticos (decoloraciones, despegados, afecciones por calor o humedad, corrosión,…) en ese plazo. Los electrodomésticos habitualmente tienen una garantía de de 2 años si te sirve de referencia, nuestro mueble de 5.

Nosotros no podemos pensar en el usuario extremadamente cuidadoso, sino que debemos desarrollar un producto para el mercado más amplio posible.
• En cuanto a elementos más prestacionales. Opino que no son críticas, pero al igual que para el resto de usuarios, suponen un confort adicional al discapacitado. Para algunos incluso, mayor que para uno sin discapacidad.
o Cajones

  1. Apertura total :Muchos cajones no se abren en su totalidad (se abren aprox. hasta el 80%). Es decir, parte del cajón queda dentro y no es accesible “desde arriba”, sino que a la parte más retrasada se accede desde frente del cajón. Los nuestros se abren hasta la totalidad.
  2. Autocierre+freno :Con un empujón al cajón se cierran hasta el final, frenando el cierre justo antes de cerrarse. La facilidad de apertura es la misma. Nuestras guías de cajón lo llevan.

o Puertas

  1. Frenos: Nuestras bisagras llevan un freno incorporado que suaviza el golpe al cerrar. No supone ningún tipo de obstáculo para abrirlo.

Como ves, siempre se puede abaratar el producto, pero siempre a costa de eliminar algo. Imaginemos que empezamos a hacer todos los muebles inferiores sin parte superior. ¿Quién garantiza al usuario que la encimera no se le pueda quebrar al subirse encima de la misma, porque esta no tiene un apoyo adecuado? Otras muchas soluciones económicas se ofrecen como paquetes de muebles, perdiéndose el concepto de la modularidad. Hay fabricantes que basan su estrategia en ofrecer “conjuntos de módulos” a un precio muy competitivo (ej: una línea de 3,60m), pero aplicando después precios desorbitados a otros módulos que se incorporen adicionalmente. Ofertas golosas, para atraer clientes, que en la realidad no lo son tanto.

Factores diferenciales frente al producto que al que hacías mención:

o Precios cerrados :No hay montaje ni transporte adicional. Por supuesto, el montaje lo realiza una persona que exclusivamente al montaje de mobiliario de cocina
o Adaptaciones :A la discapacidad o no, contamos un taller de fabricación. No es necesario hacer apaños en la vivienda.
o Prestacional y estéticamente, sinceramente, no los considero equiparables.
o Sobre su contradictorio compromiso social, hay un libro interesante respecto al tema: http://www.amazon.fr/Ikea-un-mod%C3%A8le-%C3%A0-d%C3%A9monter/dp/2874156299

A partir de ahí, es decisión vuestra, si la diferencia de precio, si la hubiera, queda compensada con los pluses.

Jon”

¿Qué modelo os gusta más de empresa? Ikea o las pequeñás. Yo no lo sé.

Jabi

10 comentarios »

  1. ¿A igual precio cual elegirias?
    Creo que esa deberia de ser la pregunta.
    A mi no me cabe duda que lo que te ofrece zuek es otro producto y otro compromiso.
    No digo que Ikea no tenga algunos productos muy interesantes. Aunque la verdad yo aun no los he descubierto. Aparte de los tupper ware. ;)
    Saludos

    Comentario por imanol — 2 Junio 2009 @ 22:09

  2. Resulta curioso este post precisamente hoy (ayer). Ayer fue fiesta local aquí, lo que implica que es un buen momento para acercarse a IKEA. Mientras tu publicabas este post yo estaba en IKEA :(

    Siendo autónomo y por tanto pequeña empresa (micro-empresa) supongo que la respuesta es obvia: prefiero las pequeñas empresas. Pero…

    En primer lugar tengo que confesar que somos unos maniáticos de nuestra casa y siempre estamos haciendo cosas. Tambien he de confesar que me encanta perder mi tiempo libre arreglando cosas. Por tanto soy un asiduo de IKEA y de Leroy Merlin.

    Pero nuestra casa está llena de pequeños detalles de las tiendas de barrio y de las pequeñas tiendas de los sitios a los que viajamos.

    Parece contradictorio, pero no lo es. Me explico: si quiero hacer una chapucilla me acerco a Ikea y la Leroy Merlin (y similares, hay 3 en la “ruta”). Por el precio de algunas cosas de Ikea, me las compro y las modifico a mi gusto. Pero lo hago yo. I no soy el único, hay verdaderas legiones de fanáticos del “customizado” de productos Ikea. Por lo que cuesta una mesa, te duele poco meterle la sierra de calar para adaptarla a una esquina un poco “rara”.
    http://ikeahacker.blogspot.com/

    De la misma manera que me puedo comer una hamburguesa y días despues degustar una fantástica comida en un restaurante de nueva cocina. En la variedad está el gusto

    Le va a tocar en breve a la cocina someterse a un lavado de cara. Tengo claro que no iré a Ikea (por eso estaba pendiente de la propuesta de Zuek, que ya los tenía en favoritos hace unos años).

    Cada uno tiene sus ventajas. Y la garantía, la calidad y el servicio siempre se pagan. Y la cercanía y el tener alguién a quien contar los problemas tambien se paga. Y no solo se paga, estoy convencido de que es algo que se valora cada día más.

    En mi anterior trabajo estaba acostumbrado a que la gente comparase mis precios con los de las grandes cadenas de informática. La respuesta siempre les convencía: “coja el coche, vaya a esa tienda, lleveslo a casa, móntelo usted y cuando tenga problemas, haga el proceso a la inversa”. Parece una tontería, pero eso tiene un precio.

    Yo, personalmente, prefiero estar al lado de la gente en vez de generar muchos ingresos con una mega-empresa. Pero tampoco voy a cargar contra las grandes empresas porque pueden ofrecer precios que una pequeña empresa jamas podrá ofrecer, lo que le va a permitir a mucha gente acceder a una serie de recursos que de otra forma no podría obtener.

    El equilibrio entre calidad-servicio y grandes producciones (abaratamiento de costes) es muy delicado.

    Bueno, veo que los comentarios no tienen límite de palabras… ;)

    Saludos desde Asturias

    Comentario por Gil — 3 Junio 2009 @ 10:26

  3. Me gustaría hacer una aportación adicional que me olvidé en el correo.

    La cocina no es cualquier otra estancia (el baño se puede asemejar en algo). La cocina es el mecano de la casa. Hay que meter TODO en el espacio disponible. Lo intentaré hacer lo más gráfico posible:

    -Dormitorio. Tengo una pared de 2m. Perfecto me entra la cama de 1,05m y las 2 mesillas de 40. Y en la otra pared el armario empotrado.

    -Salón. Voy a mirar si me entra ese mueble tan bonito de 3m que he visto en mi salón, con espacio para una tele de 42″. Que bien me entra, porque la pared es de 4m.

    -La cocina. Mire usted, tengo una cocina en L, siendo cada lado de 2m, y en uno de los lados tengo una ventana a 1,10 del suelo y tengo los desagues de la fregadera justo debajo de la venta. El techo bastante bajo y una viga atraviesa la cocina. Ah, y no tengo tendedero, asi que necesito meter además de la lavadora la secadora, quiero tambien un combi de 2m, porque hago la compra semanal y lavavajillas, porque odio fregar. Me gustaría que los muebles superiores sean vitrinas. Ah, y tambien un cajonero, porque son muy comodos para guardar cosas. Somos 5 en casa, así que necesito bastante sitio para guardar cosas.

    Me he inventado el ejemplo y exagerado un poco, para intentar hacer lo más gráfico posible que en la cocina, al margen del producto tangible hay que sopesar mucho el propio proyecto y ahí es donde entra la profesionalidad y la dedicación a cada proyecto.(algo así como como el arquitecto y contratista. Un buen contratista puede realizar una aberración de obra con un proyecto deficiente, aunque los materiales sean de primera y él muy bueno en lo suyo).

    Por ello, por ejemplo recomendamos encarecidamente la realización del proyecto antes de iniciar la reforma. Tenemos que montar el “mecano” antes de empezar, para ver que todo encaja. Y si las restricciones de la estancia no permiten una distribución adecuada, tocar las que se puedan (desagues por ejemplo)

    Obviamente, si es el usuario es que se realiza su propia distribución, el que reflexiona, el que busque soluciones técnicas que le permitan hacer todo lo que quiera, el que se pelee con los gremios, se lo monte,… el precio debe ser menor porque el servicio es menor.

    El precio del producto lleva incluido el asesoramiento y proyectos realizados por el profesional, con el que se mantienen tantas entrevistas como sean necesarias.

    Es un modelo de negocio totalmente distinto. No son comparaciones de igual a igual.

    Un saludo.

    Comentario por Jon — 3 Junio 2009 @ 11:15

  4. Vale Jon, me has convencido, la cocina me la compro en Ikea ;) (es broma, tendrás noticias mías)

    Solo para ilustrar también un poco más mi comentario. Estaba en Ikea precisamente viendo una encimera de cocina que me encanta, que sale a mitad de precio de lo que había visto en otros lados (¿tengo que decir que no es de la misma calidad?) pero que a mi me sirve perfectamente porque… la voy a usar de mesa para la oficina.

    Para la oficina no creo que me de ningún problema y me ahorro una pasta gansa. Para la cocina… a no ser que fuese para ir tirando un par de años y porque de ninguna manera me puedo gastar más dinero… no, miento, tampoco lo haría ni en ese caso.

    Saludos.

    Comentario por Gil — 3 Junio 2009 @ 18:27

  5. [...] os remito al post escrito por Jon de [...]

    Pingback por La Casa Accesible » ikea y su mobiliario — 18 Agosto 2009 @ 0:07

  6. banquet@overlooks.boardinghouses” rel=”nofollow”>.…

    ñýíêñ çà èíôó!!…

    Trackbacks por Fred — 16 Enero 2015 @ 23:37

  7. accumulated@adnan.employed” rel=”nofollow”>.…

    ñýíêñ çà èíôó….

    Trackbacks por Morris — 25 Enero 2015 @ 15:49

  8. inhabitants@speak.maquet” rel=”nofollow”>.…

    ñýíêñ çà èíôó!…

    Trackbacks por corey — 31 Enero 2015 @ 23:44

  9. serenely@guardian.loeil” rel=”nofollow”>.…

    hello!…

    Trackbacks por steve — 6 Febrero 2015 @ 2:17

  10. mulling@macedon.catinari” rel=”nofollow”>.…

    good….

    Trackbacks por nathaniel — 14 Febrero 2015 @ 5:00

Redifusión RSS de los comentarios de la entrada. URL para Trackback

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.

Dise�o 2.0 Dirección (Piso piloto)
º Izq
20014 Euskadi
Tel. Contacto:
Email:  www.s-areka.com

Gestionado con WordPress